Review: Assassin’s Creed: Unity

quelecortenlacabeza

QUE LES CORTEN LA CABEZA (el que está en la guillotina no es Yves Guillemot)

La onceava entrega de esta saga -junto con Assassin’s Creed: Rogue- que siempre nos brindo muchísimas horas de diversión, con historias que son de lo mejor que se puede ver en videojuegos, esta vez fue una decepción. Es difícil transmitir en palabras lo que se puede vivir en el juego, pero ese es mi trabajo y por eso voy a tratar de expresarme lo mejor posible, especialmente con este título que me volvió bastante loco. Es imposible plantearse en la cabeza que, bajo los puntos de una saga de 7 años ambientada en un París en plena revolución y la primera aparición de la saga en consolas Next Gen, pueda llegar a salir bastante mal.  Antes de comenzar, tengo que hacerles saber que no es un juego que me haya parecido horrible, injugable y que no volvería a tocar en mi vida, simplemente creo que se lanzó con muchos errores, tanto técnicos como conceptuales, y que son muchas las cosas que tiene para remarcar, pero no por ser un mal juego, sino por la irresponsabilidad de Ubisoft de tratar de apurar los tiempos, no dar lugar a betas, y no posponer la salida de un título con un gran nombre como lo es Assassin’s Creed sabiendo que existe tal cantidad de errores. Es difícil también contemplar la parte en que la mayoría de los errores que se hacen visibles hoy en día, en un futuro ya no estén, y esta Review estaría criticando cosas que en un futuro no existirán.

VIVE LA RÉVOLUTION

vivelarevolution

El punto verde es al que tenemos que matar, para que no pierdas tiempo buscando

Nos situamos en París, Francia en el siglo XVIII, plena gestación de la Revolución Francesa, el pueblo está en las calles, quemando cosas, agitando los brazos, gritando “Viva la Revolución”, robando, asesinando y caminando por ahí. Nuestro personaje, Arno Dorian, nos cuenta la historia de su infancia donde asesinan a su padre; un poquito mas maduro, lo acusan culpable del asesinato de su padrastro François de la Serre (padre de Elise de la Serre), asesinato que no cometió, cae preso y logra escapar al tiempo gracias a un episodio tan increíble como imposible. Se une a los Asesinos en búsqueda de venganza y de “recuperar su identidad”, y comienza la historia de Arno en la infinita lucha entre Asesinos y Templarios.

En esta entrega nunca salimos del personaje de Arno, todas las acciones estarán en París y Versalles, solo un par de veces vamos a ir al Animus, pero no podemos movernos. 

El primero de los puntos a criticar es la Inteligencia Artificial. Al parecer se le fue de las manos el tema del pueblo en el mapa, que si bien no podía ser de otra manera ya que era NECESARIO que tal cantidad de gente esté recorriendo las calles debido a que se está gestando una revolución, no pudieron hacer que esta funcione del modo debido. Los primeros días, cada vez que chocábamos con un grupo de gente, veíamos a los pocos segundos que estos pasaban FLOTANDO por al lado nuestro, se quedaban trabados contra los elementos del mapa, desaparecían o aparecían, veíamos NPC’s traspasar las paredes, y un sinfín de cosas que claramente salieron mal. Si bien esto no entorpecía el modo de juego ya que la población seguía cumpliendo su función, sí creaba una mala impresión técnica que podría haber hecho que el juego sume varios puntos. Tampoco es una falla notable en el caso de que no nos detengamos a mirar el comportamiento de las personas; si seguimos de largo sin frenar a mirar qué es lo que nos rodea, este tipo de cosas pasa prácticamente inadvertido.

napoleon

Napoleon, amigo mio

Tanto la historia como el personaje dejan muchísimo que desear. Arno es un tipo menos carismático que yo, un morocho que puede cautivar la mirada de las mujeres pero que de personalidad no se hace entender, y que comparándolo con personajes anteriores como Ezio o Altair, el pobre joven Dorian es un cero a la izquierda. Lo que nos tratan de contar es tan trillado como aburrido; Arno quiere venganza para aliviar la culpa que sentía por el asesinato tanto de su padre biológico como el de su padre adoptivo, y también para recuperar la confianza de Elise, hija biológica de su padre adoptivo; acepta la invitación de los asesinos y empieza a cortar cabezas, algo que se va a desarrollar durante las 20 horas de juego. Vamos a hacer un recorrido por algunos acontecimientos de la revolución, pero sin entrar mucho en detalle y dejando un poco en segundo plano lo que tendría que ser un punto fuerte de la historia. Vamos a ver a varios personajes de gran peso como un Napoleon Bonaparte que aparece en una misión escapando del palacio y en una escena final, y un Robespierre que cobra un poco mas de fuerza que el anterior, pero de forma negativa, ya que figura como un Templario revolucionario que mando a asesinar a Luis XVI, Antoine Lavoisier, una gran cantidad de nobles, y otras figuras que los revolucionarios consideraban traidores, como su propia esposa.

conmiamigonazi

Les traje algo de comer, muchachitos

MOVERSE ES MÁS FÁCIL Y ATRACTIVO

Ni bien comenzamos el juego podemos percibir la mejora en el parkour, que aunque le falte mejorar muchas cosas, como por ejemplo que no se puede saltar para atrás, sin duda es el mejor de la saga. La posibilidad de descender facilita muchísimo las cosas. Pero como dije todavía quedan muchas cosas por arreglar; Arno parece ser bastante tosco y muchas de las cosas que tratamos de decirle no las entiende. Es bastante frustrante cuando tratas de entrar por una ventana y el personaje sigue de largo, especialmente cuando estas bajando; o cuando querés bajar para la derecha, pero bajas para la izquierda, infinitas veces.

Algo parecido pasa con el resto de la modalidad de juego. Se nos van a hacer familiares la mayoría de las misiones, y a medida que nos vayamos acercando al final vamos a tener cada vez más personajes a los cuales cortarles la cabeza. Y si, porque aunque hayan tratado de mejorar el modo sigilo agregando la cobertura en algunos objetos, paredes y demás, no funciona de una forma cómoda como para usar. Lo mismo con la habilidad de asesinar a dos objetivos a la vez, tanto por la espalda como desde el aire; muchas veces vamos a estar en posición como para ejecutarlos pero solo va a morir uno. El resto ya se sabe, se alarman dos o tres y empezamos a revolear espadazos en el medio de una iglesia, donde a nadie parece importarle y una vez muertos los involucrados en el conflicto, todo sigue como si nada hubiese pasado. La única forma de que las cosas se pongan un poco mas pesadas, es que se activen las alarmas y tengamos hordas de enemigos que nos siguen mientras nosotros esquivamos los tiros, pero nada que una bomba de humo no pueda arreglar, que básicamente va a ser nuestro único instrumento de escape, ya que los enemigos ni siquiera intentan buscarte una vez que llegaron al último lugar donde te vieron.

DE INNOVACIÓN LES FALTÓ TODO

saltoalvacio

Acá, saltando de la torre Eiffel

Algo que en muchos de los medios se habló lo suficiente como para hacernos creer que iba a ser una de las mejores innovaciones del juego, fueron los saltos temporales que resultaron ser un fiasco. Se les dio tanta cuerda infundada que cuando uno completa los “niveles” termina con una cara de ‘What the fuck’ terrible, porque los desafíos consisten básicamente en que no te agarre el vacío que se expande, y en ir sorteando diferentes escenarios planteados en episodios históricos, donde lo único que tendremos que hacer es parkour, y algo mas en el caso de París. 

Pero entonces, qué es lo divertido del juego? Durante un rato largo estuve pensando esa pregunta, porque las 19 horas que tardé en pasar el juego me ocuparon dos días y medio, y para serles sinceros, me aburrí muy poco. Quizás porque en parte ya sabía lo que me esperaba, y decidí buscarle otra vuelta para que este juego no sea simplemente “un juego que tengo que terminar”. El hecho de que no era obligatorio (por suerte) usar el sigilo en un punto me divertía; buscaba sangre y la encontraba en las diferentes maneras que tenía Arno de ejecutar a sus enemigos. Algo que es medio extraño pero también me divertía eran las llamadas “Historias de París”, que se basaban en resolver algún asesinato a medida que íbamos buscando pistas, hablando con los sospechosos e intentando acusar al correcto; o también los acertijos que encontramos en diferentes lugares y tenemos que resolver. Me pareció ingenioso también la aplicación para celulares, que la tendremos que usar para poder desbloquear cofres dentro del juego. Tengo que admitir que la empece a usar hace dos días, y me mantuvo bastante ocupado en los viajes en tren que hice.

MEH, POR LO MENOS EL MULTIJUGADOR ZAFA

El multijugador es otro de los puntos a favor que tiene esta entrega. Está claro que para disfrutar de un buen juego lo principal es hacerlo con amigos, primero porque se hace mas distendida la misión, con charla en el medio, y segundo que con una buena organización las misiones salen de una pasada. Tenemos varias y diferentes misiones que se hacen como extra de la historia principal. Generalmente son pedidos de los Asesinos que nada tiene que ver con la revolución.

Y sin duda, algo que ya todos deben saber, la recreación de París y Versalles es de lo mejor que se vio en un juego. El trabajo de los artistas en cada detalle del juego es tan profundo que es digno de admirar, dando un realismo inigualable a los barrios, las calles y a cada una de las construcciones; la iluminación, que resalta cada detalle de unos edificios increíbles, hace notar claramente cuando estamos en barrios de la alta nobleza o de mendigos.

LA CONCLUSIÓN

De malo tiene poco. Si bien es la clara demostración de como NO tiene que salir un juego, se lo critica más por como salió que por como tendría que haber salido. Está claro que al corto plazo los problemas se van a arreglar y vamos a poder disfrutar de este gran título. Por eso mi recomendación es hacer como si todavía no hubiese salido, y para los que lo compraron, darle una segunda chance una vez que esté realmente terminado. No tiene un gran nivel de innovación jugable ya que lo que intenta es volver a las raíces lo más posible, centrándose en el personaje y la historia “virtual” que maneja, y prácticamente sin hacer aparición en lo que sucede en realidad; o sea, sos un personaje que recorre las calles de París corriendo y trepando edificios, que cumple misiones y busca venganza. Nada muy extravagante como barcos y esas cosas que, aunque no se las critica, se iban un poco de la esencia de Assassin’s Creed. 

Comparte esto:
BasketCase

Written by: BasketCase

Se identifica como redactor pero un mono podría hacerlo mejor que él. Grunge, reggae, RPG's y Tarantino son su dieta ideal para llevar una vida sana. Estudiante de Análisis en Sistemas, aunque tiene más horas jugadas de Pokémon que de programación. No suele hablar mucho, para lo único que que mueve sus labios es para tararear el maintheme de Skyrim.

BLOGEn 8 Bits

Blog en 8 Bits nace de la idea de un grupo de amigos, cansados de leer análisis y novedades prometedores de juegos que resultaban no ser lo que decían, para opinar desde el lugar de simples amantes de los videojuegos, y brindarles información sin ningún impedimento.

Por eso, y para lograr que se sientan como uno de nosotros, tratamos de poner un toque de humor en nuestras notas, para no solo informarte, sino también hacerte pasar un buen rato.

Calendario

agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031